ASO o cómo posicionar una App

En la actualidad existen más de 3 millones de aplicaciones móviles en los marketplaces ligados a los sistemas operativos móviles existentes en el mercado (Google Play, App Store, Windows Phone Store). Estos números no dejan de crecer, ya que son miles las nuevas apps que se ofertan cada día en estas tiendas de aplicaciones y miles de millones las descargas anuales, de ahí la importancia de trabajar el posicionamiento de las apps para tratar de conseguir la máxima visibilidad en los marketplaces.

ASO: cómo posicionar una app

Ello obliga a empresas y desarrolladores de aplicaciones a diseñar una sólida estrategia de App Marketing para tratar de captar al mayor número de usuarios posible. Tendremos pues que desarrollar de entrada un buen producto con unos objetivos bien definidos, tener claro el modelo de negocio asociado a la app (pago por descarga, publicidad, canal de venta, canal de atención al cliente, soporte a venta, suscripción, compras in-app…), trabajar el ASO (App Store Optimization), diseñar una estrategia de captación y retención de usuarios, así como una estrategia de comunicación. Sin estos pasos será muy complicado poder conseguir los objetivos que nos marquemos. Prueba de ello son las miles de aplicaciones “zombies” que existen en los marketplaces. Se las denomina de esta manera cuandonadie las ha descargado desde su publicación o bien no se han vuelto a abrir desde el día de su instalación en el dispositivo móvil.

Factores ASO

Descrito pues el escenario competitivo, cobran especial relevancia en la estrategia de app marketing los factores ASO. El objetivo del ASO es conseguir posicionar una aplicación en la tienda de aplicaciones tanto a nivel del buscador del marketplace como a través de los “top charts” o “destacados”.  Trabajando el ASO conseguimos aumentar el número de instalaciones, mejoramos la visibilidad en los principales términos de búsquedas asociados a nuestra app, maximizando los ingresos, ya que este tipo de instalaciones “orgánicas” reduce el coste de captación frente a las “no orgánicas” (blog, mailing, redes sociales, adwords, social ads, display…).

Al igual que en el posicionamiento web, tenemos factores on-site y off-site, que en ASO se denominanfactores on-metadata y off-metadata.

Los primeros se refieren a aquellos factores que podemos controlar, modificar y optimizar directamente desde las consolas de desarrollador. Dependiendo del marketplace (IOS, Android) pueden variar pero los más importantes son app name (IOS), título (Android), keywords (App store), descripción(en ambas tiendas), descripción breve (sólo en Google Play), nombre del desarrollador, su histórico, tamaño de la app, categoría, screenshots de referencia, vídeo de previsualización o icono representativo de la app.

Otra de las recomendaciones es realizar un buen estudio de palabras clave como punto de partida para el proceso de optimización “on-metadata”. Necesitamos conocer los términos por los cuales se buscan las aplicaciones, nivel de competencia de esos términos e incluso descubrir términos que no se habían contemplado de inicio. Con esta valiosa información podremos confeccionar los textos y contenidos descriptivos de nuestra app. Aunque para este trabajo nos pueden servir algunas de las herramientas de keyword research existentes para web (Semrush, Google Keyword Planner, Ubbersuggest, Google Analytics…) existen otras específicas para ASO como Keywordtool.io o Appnique, que están diseñadas para tener en cuenta las especificidades de estos entornos.

Los factores ASO off-metadata se refieren a los que no podemos controlar de manera directa, pero sobre los que sí podemos actuar indirectamente: número de instalaciones, desinstalaciones, señales sociales, rating de valoraciones, comentarios, menciones en webs, velocidad de instalación, etc.

Es importante destacar que los factores ASO on y off no se comportan de la misma manera en Google Play y en la App Store, hay pequeñas diferencias. Un ejemplo de ello es el campo descripción de la App. En Google Play si es un factor relevante para los resultados de búsqueda mientras que en la App Store no.Para la tienda de Apple el campo keyword cobra una especial relevancia, mientras que en Google Play no existe como tal sino que las keywords son utilizadas en el campo descripción y descripción breve.

Aunque como decimos algunos factores no afectan al posicionamiento habrán de ser tenidos en cuenta porque sí influyen en la manera en cómo los usuarios se mueven por los marketplaces. Un ejemplo de esto es el factor ASO on-metadata “categoría”, tanto en Google Play como en la App Store. De manera contraria, los factores on-metadata más relevantes en Google Play de cara al ASO son el título, la descripción y la descripción breve.  En la App Store los más importantes son el App name, la descripción, el campo de las keywords, y el nombre e histórico del desarrollador. El resto de campos en ambas tiendas están más estrechamente relacionados con la conversión, es decir: si tenemos un icono atractivo, buenas capturas de pantallas o un vídeo explicativo con las ventajas de la app, los ratios mejoran notablemente.

Los factores off-metadata que influyen directamente en Google Play y en la App Store son el número de descargas, la velocidad de las instalaciones, el uso de las apps una vez instaladas y la nota que le conceden los usuarios a la app (rating). Influyen en la conversión los comentarios positivos de los usuarios, así como las menciones, referencias de terceros en blogs, portales especializados, medios de comunicación, etc. Al igual que sucede con el posicionamiento web, el proceso ASO se apoya en análisis continuo de los términos de búsqueda, en la optimización, y en el análisis de los datos de rankings y descargas mediante la monitorización.

Indexación de aplicaciones

Por último destacar la importancia que está cobrando el proceso de la indexación de aplicaciones (App Indexing). Con ello facilitamos que los usuarios encuentren una aplicación en la búsqueda de Google. Una vez que la App está indexada, los usuarios de plataformas móviles que buscan contenido relacionado con ella pueden ver en los resultados de búsqueda un botón de instalación. Esto te permite aumentar tu base de instalaciones y que los usuarios regresen, ya que quienes se instalan la App y buscan contenidos relacionados con la misma llegan a unos resultados de búsqueda que generan vínculos directos hacia ese contenido en la aplicación, manteniendo el interés de los usuarios/clientes.

En la actualidad la forma más habitual de indexación de apps es Google App Indexing (IOS y Android). También existe IOS App Indexing, basado en spotlight el buscador interno de Apple. Si eres usuario de Bing, anota el Bing App Indexing. Si en el posicionamiento web de manera general se habla de indexabilidad, relevancia y popularidad, en ASO habrá que tener en cuenta casi los mismos factores; eso sí, con las particularidades de encontrarnos en entornos (Google Play, App Store o Windows Phone Store) con sus características de funcionamiento propias.

martximiraz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *