Internet y los Lukers

¿Qué son los lurkers?

Para quien no conozca el término Lurker (acechador en inglés) aplicado a internet se refiere a aquellos participantes de comunidades virtuales (foros, blogs, redes sociales, chats etc..) que tienen una actividad solamente receptiva, sin contribuir activamente aportando contenido de ningún tipo: archivos, comentarios. Tenemos una tendencia a pensar que en Internet los usuarios activos predominan sobre los pasivos, pero los datos reflejan justo lo contrario.

En prácticamente todas las comunidades online, el 90% de los usuarios son lurkers, personas que leen y/u observan, pero que nunca contribuyen a la discusión, mientras que un 9% contribuyen de manera esporádica o mediante actividades sencillas, como emitir un voto, y el restante 1% son los usuarios que realmente participan activamente mediante sus contribuciones (2010. Fernández, Jorge Juan. Las reglas de juego). Dicho esto diremos que el 1% mencionado se comportan de una manera casi compulsiva, introduciendo comentarios sólo unos instantes después de cualquier comunidad en la que estén participando.

internet-lurkers

¿Por qué los usuarios no participan activamente en la comunidad?

Según distintos estudios, la actividad de un usuario en una comunidad virtual está directamente relacionada con el valor o beneficio que percibe de esa participación. Para los lurkers el beneficio esperado por una mayor visibilidad posee una percepción negativa, mientras que por contra, el beneficio derivado de la información recibida tiene una percepción más alta que la correspondiente a los participantes más activos.

Otros motivos que también tienen influencia en la baja ausencia de participación son la ausencia de anonimato, la falta de tiempo, el temor a ser ridiculizado por otro miembros, el secreto profesional, creer que no se tiene nada valioso que aportar, infravalorar sus capacidades, etc.

La Ley del universo de Stowe Boyd dice que “la conversación se mueve hacia donde es más social”. Hay datos que indican que de un tiempo a esta parte y con la aparición de algunas redes sociales más dinámicas como twitter, las conversaciones se están desplazando hacia estos entornos, alejándose un tanto de los blogs o foros que tienen a ser percibidos por el usuario como más estáticos, menos inmediatos.

Basándonos en estos datos y si tuviéramos que poner en marcha una estrategia de relación con nuestra comunidad de usuarios en Internet, deberíamos tener en cuenta que los lurkers tienen una participación periférica legítima. Según se indica en Wikipedia: “de acuerdo con la Teoría de las comunidades de práctica, un lurker con el tiempo podrá llegar a integrarse como un miembro activo de la comunidad”. Nuestro objetivo será el de tratar de conseguir que los lurkers dejen de ser pasivos y aporten valor a nuestra comunidad de usuarios activos, ya sea en nuestro blog, foro o en las redes sociales de nuestra empresa.

La dificultad estriba en que por su carácter, un lurker no puede ser reconocido online. Si no hay participación, no hay rastro de él. No podremos entablar contacto de ningún tipo. Están ahí, “al acecho”, lo sabemos pero, ¿qué hacer?

¿Qué podemos hacer para motivar a los lurkers?

Partiendo de esta dificultad, una de las principales tareas en la gestión de comunidades online ha de ser la demanejar la calidad de las aportaciones. Si no son de mala calidad muy probablemente tendremos dificultades en conseguir nuevas aportaciones de calidad y que aporten valor. Aquí también deberíamos aplicar la máxima de “más vale calidad que cantidad”. De no ser así, muy probablemente nos daremos de bruces con la La ley de Gresham de la interacción online que afirma: “las contribuciones idiotas de un foro en Internet tienden a expulsar a las que tienen algo interesante que aportar.”

En la misma línea, La Ley del wiki de Nicholas Carr afirma que “En wikis abiertos, la calidad del resultado decrece al incrementarse el número de contribuidores

Por esa razón, los usuarios más activos al comprobar como sus aportaciones pierden visibilidad en detrimento de las que realizan nuevos contribuidores, deciden dejar de aportar y comentar, lo que redunda en un descenso mayor en la calidad de los contenidos. Aplicado al mundo de los blogs, habrá que prestarmayor atención al número y calidad las de aportaciones realizadas a nuestros posts para evitar consecuencias no deseadas como las que ya hemos comentado y que pueden afectar gravemente a la reputación de nuestra marca y a la propia estrategia de contenidos de la empresa.

lurkers-comunidad-internet

Por seguir con las citas aplicadas a Internet, es de obligado conocimiento el Teorema de Hilolargo, de Mauro Entrialgo, que afirma: “A medida que el número de comentarios de un post en un blog aumenta, las posibilidades de que alguien añada un comentario a esa entrada habiéndose leído todas las aportaciones anteriores disminuye”.

Algunas pautas para la moderación

El corolario de este Teorema es: “A partir de cierto número de comentarios en un blog, el diálogo de besugos es siempre inevitable”. Llegados a este punto, ¿qué podemos hacer?

Las opciones no son demasiadas, permitir o no los comentarios, con algunas variantes. Los comentarios en un blog pueden estar moderados, no aparecer inmediatamente en la página al ser enviados por el usuario. Se pretende con ello evitar las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo.

Otros de los objetivos de la moderación puede ser  el de evitar el astroturfing. El astroturfing puede ser lanzado por un particular interesado personalmente por un asunto o por grupos profesionales organizados financiados por grandes empresas u organizaciones activistas o sin ánimo de lucro, que intentan mediante el “activismo bloguero” producir tendencias artificialmente o generar corrientes de opinión.

Otra de las variantes para los comentarios en los blogs es la de permitir comentarios sólo durante un periodo de tiempo, es decir una vez publicada una nueva entrada en el blog permitiremos hacer aportaciones sólo por un tiempo limitado. Pasado ese tiempo no se podrán seguir sumando comentarios. Evitamos de esta manera que el paso del tiempo desvirtúe la conversación que se haya generado y que descienda la calidad e interés de las aportaciones.

En definitiva si lo que perseguimos es lograr seguidores y que estos se manifiesten de forma activa en nuestro blog, nuestros esfuerzos han de ir encaminados a generar contenidos que aporten valor, interés, que sean divertidos si es que queremos además viralidad.

Si aplicamos estas recomendaciones muy probablemente conseguiremos transformar lurkers en seguidores activos.

martximiraz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *