¿Para cuándo un código de buenas prácticas en el sector del marketing online?

buenas-practicas-marketing-online

Son muchos los sectores profesionales que cuentan con lo que se conoce como Código de Buenas Prácticas.Estos códigos establecen unos principios, normas y recomendaciones  adoptados de forma libre por un determinado sector profesional y que tienen como finalidad promover la excelencia profesional así como ofrecer mayor satisfacción a los clientes y proteger contra el intrusismo profesional. En este sentido, contribuyen a la autorregulación de los sectores empresariales y profesionales. Son herramientas de mejora continua y una vía eficaz para favorecer la participación de todos los agentes implicados.

Sobra decir que todo código de buenas prácticas ha de respetar además, no sólo las normas imperativas vigentes, sino también la libre competencia.

Pues señores, ésto que suena tan bien y que tiene tanto sentido no aplica al sector del marketing online. Las empresas y profesionales del marketing online no tenemos aún ningún tipo de compromiso, código, reglamentación, llamémoslo como queramos, y lo necesitamos con urgencia.

Me gustaría dejar claro que el hecho de tener un código de buenas conductas no debe confundirse con poner sellos de calidad o presumir de certificaciones. Se trata de marcar unas reglas básicas quedignifiquen una profesión a la que hay que dedicar muchas horas de esfuerzo y en la que existen perfiles profesionales muy variados.

Siendo el entorno digital tan dinámico y cambiante no podemos seguir generando entre nuestros clientes tantas dudas.

Que nadie vea en mi discurso ni la más mínima intención de un corporativismo rancio o un interés por poner barreras de entrada a la libre competencia. Lo que sí creo es que no podemos convivir más tiempo con tanto nivel de incertidumbre si queremos ser verdaderos profesionales.

Creo que ya es hora de que nos sentemos a trabajar para tratar de “estandarizar” procesos, tareas, definir servicios, niveles de calidad, certificaciones, en definitiva proteger los derechos e intereses legítimos de los clientes para aportar así un valor añadido de compromiso y profesionalidad. Siendo el marketing online un entorno tan dinámico y cambiante se me antoja aún más importante que nos pongamos con ello.

buenas-practicas-marketing-digital

Si miramos a otros colectivos profesionales, encontramos algún ejemplo interesante. Nuestros colegas del sector publicitario cuentan desde hace años con su primer Código de Conducta Comercial, así lo denominan. Su objetivo es “lograr que la relación entre Anunciantes y Agencias de Publicidad alcance una mayor eficiencia”, además “La relación Anunciante-Agencia de Publicidad es una relación directa que puede ser de muy variada índole y alcance y debe estar basada en la confianza entre ambos actores”

El Código destaca la importancia de la coordinación entre los distintos actores del sector, agencias de marketing, de medios y de publicidad, lo que ayuda a delimitar quién es quién , quién hace qué y de qué manera, es decir “resulta imprescindible una adecuada coordinación entre las actividades de estrategia de comunicación, creatividad, estrategia de difusión y compra de espacios, que no pueden llevarse a cabo ignorándose y no teniéndose en cuenta”.

Otros conceptos que destacan son la necesidad de transparencia en las relaciones comerciales y laimportancia de una adecuada retribución. Además en él se detallan cómo deben redactarse los contratos, los derechos, obligaciones, los compromisos de confidencialidad y responsabilidades que se asumen.

Y existen más ejemplos en otros sectores, todos los que se considera que han cumplido “la mayoría de edad” cuentan con un texto al que acudir en caso de conflicto o problema relacionado con el desempeño de la actividad profesional.

Nosotros que tanto hablamos del concepto de reputación online con nuestros clientes, no podemos perder de vista que debemos aplicarnos el cuento para construir nuestra propia reputación. El código de buenas prácticas profesionales ha de ser una herramienta para generar transparencia, credibilidad y confianza. Será tarea de todos los profesionales que apoyen y suscriban la creación de este código, elcontrolar que se cumpla y penalizar a aquellos que no lo hagan en sus relaciones profesionales con clientes e iguales.

Nadie dice que vaya a ser fácil pero sí muy necesario. Pongámonos a trabajar, abramos foros de debate, contactemos con colegas, marquemos un timming para que podamos cumplir con el objetivo de elaborar un texto que vertebre nuestro sector. Todos saldremos ganando.

martximiraz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *